Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros servicios, obtener información estadística, a fin de mejorar la calidad del servicio, y personalizar la publicidad que recibe. Si está de acuerdo con su uso ACEPTE. Para obtener más información consulte la Política de Cookies.

  • info@orisiasistemas.com
  • +34 914 490 268
| Jueves, 16 Junio 2016 |
Escrito por 

REDES DE ATMs: Minimizar los costes

atmsDurante los últimos meses, son muchas las noticias que nos llegan en relación a las “nuevas” comisiones de los bancos, como las dobles comisiones por sacar dinero en los cajeros. Comisiones que como usuarios no estamos dispuestos a pagar pero que han llevado a la banca a desear implantarlas, entre otras cosas, por los costes de mantenimiento y funcionamiento de su red de cajeros. Algo que hoy puede optimizarse gracias a soluciones de software específicas para la gestión de equipos corporativos.

Finalmente, tras varios meses de polémica, el Gobierno ha regulado esta situación. El real decreto ley 11/2015 aprobado por el Gobierno da libertad para cobrar comisiones a los dueños de los cajeros cuando un cliente que no sea de la entidad saque dinero. El banco que emite la tarjeta podrá absorber, o no, este coste, pero no cargará una comisión adicional.

¿Cuánto le cuesta a un banco disponer de una red de cajeros automáticos?

Según información publicada en el diario Cinco Días, la entidad bancaria ING Direct, ha tenido una partida de gastos de 24 millones de euros en 2015 para que sus clientes usen el parque de cajeros de otras entidades bancarias, esto equivale al coste de mantener 2.000 cajeros propios.

Los gastos asociados a la gestión de los cajeros incluyen los costes de amortización de las máquinas de estos cajeros, su mantenimiento, las recargas de efectivo y el pago de un seguro.

Según la entidad bancaria ING Direct en el citado artículo de Cinco Días, el coste mensual de funcionamiento de un cajero asciende a 1.000 euros y este coste sólo puede ser rentable si como mínimo se efectúan 56 operaciones de retiradas de efectivo al día.

Esto es así porque cada vez que alguien saca dinero de un cajero, la entidad emisora de la tarjeta debe pagar 0,60 euros al banco dueño del cajero con el objeto de cubrir los costes derivados de este servicio y por ello, sólo si se ejecutan al menos diariamente 56 de estas operaciones podemos ingresar un total de 1.008 euros mensuales.

También cabe destacar el caso de Bankia, publicado en eldiario.es, que estima un coste anual de 55,59 millones de euros para mantener su red de 5.559 cajeros automáticos. Lo que se traduce en un coste anual por unidad de 10.000 euros considerando su amortización, mantenimiento, reposición del efectivo y el seguro.

En Estados Unidos también se ha creado controversia con el asunto de las comisiones de los cajeros. Según el artículo publicado por Business Wire, la Asociación de la Industría de Cajeros Automáticos en Estados Unidos (ATMIA) ha tenido que publicar una respuesta a las falsas afirmaciones hechas acerca de comisiones abusivas por el uso de los cajeros, en la que defiende que las comisiones cobradas por los operadores independientes de cajeros son razonables y están justificadas por los costes de mantenimiento, de cumplimiento regulatorio y de reposición de efectivo que tienen los cajeros, sobre todo los que están ubicados en lugares lejanos de las sucursales bancarias.

¿Cómo podemos hacer más rentable el funcionamiento de los cajeros bancarios?
Tener la certeza de que cada uno de los cajeros de nuestra red va a recibir al día un mínimo de 56 operaciones de retirada de efectivo es algo que nadie puede garantizar, por lo que debemos contemplar otras alternativas.

La disminución de los costes asociados al ciclo de vida de un cajero (es decir, los procesos de gestión, instalación, mantenimiento, sustitución y retirada) no es sencilla e implica trabajar en varios frentes:

Realizar una evaluación permanente de la rentabilidad de la red de cajeros, que permita conocer la disponibilidad de la red, su eficiencia y su eficacia.
Permitir economía de recursos y reducción de gastos mediante la mejora de los procesos del ciclo de vida de los cajeros, desde su instalación y mantenimiento hasta su retirada.
Para realizar una evaluación de la rentabilidad de la red de cajeros es necesario disponer de la siguiente información:

Visión de la relación de cajeros y su rentabilidad.
Conocer las operaciones realizadas en la red de cajeros identificando el tipo de transacción, tipo de tarjeta e ingresos obtenidos.
Conocer la calidad del servicio que presta la red de cajeros, valorando la duración del servicio que presta cada cajero, el nivel de disponibilidad y los niveles de degradación del servicio.
Para abordar la mejora de los procesos del ciclo de vida de la red de cajeros es necesario disponer de herramientas que permitan:

Tener una visión realista del estado de los procesos del ciclo de vida, pudiendo identificar las desviaciones que ocurren en los procesos, sus motivos y responsables.
Elaborar planes de mejora continúa de los procesos del ciclo de vida que persigan el aumento de la colaboración entre grupos de trabajos heterogéneos, detección de cuellos de botella en los procesos y adaptación de los procesos a partir de las mejoras detectadas.
Por tanto, sí que podemos contribuir a la optimización del mantenimiento y funcionamiento si podemos controlar de un modo único y centralizado el inventario, documentación y los procesos de gestión, instalación, sustitución retirada y mantenimiento de estos cajeros. Soluciones como Fast Delivery de ORISIA SISTEMAS permiten reducir los costes de mantenimiento de los cajeros automáticos al optimizar los procesos del ciclo de vida de cada uno de los cajeros.