Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle nuestros servicios, obtener información estadística, a fin de mejorar la calidad del servicio, y personalizar la publicidad que recibe. Si está de acuerdo con su uso ACEPTE. Para obtener más información consulte la Política de Cookies.

  • info@orisiasistemas.com
  • +34 914 490 268
| Jueves, 16 Junio 2016 |
Escrito por 

ESTACIONES SERVICIO - Aperturas Eficientes

La apertura de una estación de servicio o gasolinera requiere que los responsables del proyecto de apertura dediquen una gran cantidad de tiempo y recursos, como sucede en el caso de las aperturas de locales comerciales (tiendas), debido a la complejidad de gestionar grupos de personas de diferentes áreas, tanto de departamentos internos como de proveedores externos.

Sin embargo, en el caso de las estaciones de servicio esta complejidad es mucho mayor debido a las normativas y exigencias en materia de seguridad y gestión de riesgos y a la exigencia de diversas licencias, imprescindibles para realizar la apertura.

La sencillez o complejidad del proyecto de apertura de una estación de servicio puede influir, en muchos casos, en la decisión final de dicha inversión.

Por eso se hace imprescindible disponer de las herramientas adecuadas que permitan gestionar con éxito los procesos de apertura institucionalizados y conseguir así simplificar y controlar las distintas solicitudes, autorizaciones, certificados, licencias y permisos previos.

El proceso de apertura de una estación de servicio se inicia tras evaluar la inversión que se desprende de un estudio previo de viabilidad que analiza el tráfico potencial, el tipo de vehículos y la competencia en la zona, la ubicación de la estación, la conveniencia de comprar o alquilar la parcela en la que se ubicará la estación y un estudio de inversión inicial y del retorno esperado.

Si el estudio de viabilidad de apertura de la estación le resulta interesante a la empresa hay que realizar un proyecto de construcción, consultar a la dirección de carreteras, solicitar las licencias correspondientes , conseguir la autorización para la instalación total o parcial en el dominio público o acceso a la carretera y conseguir, en su caso, la autorización provisional hasta obtener la definitiva. Además de disponer del acta de conformidad del inicio de la obra, del acta de conformidad de terminación de la misma, tramitar y conseguir la autorización como instalación de venta al público, el alta/registro del depósito y la solicitud de autorización de apertura de la Estación de Servicio etc.

Una vez finalizada la obra civil y dependiendo del proyecto a realizar, nos quedaría por tramitar y resolver asuntos como : la implantación del servicio de lavado, el montaje de la tienda, la contratación del personal, la instalación e implantación de los equipos informáticos y la formación del personal contratado.

En definitiva, toda una aventura a realizar, en la cual los posibles retrasos en la ejecución o consecución de las diferentes fases de la puesta en marcha, tienen como contrapartida la pérdida de ingresos para la organización.

Conseguir gestionar la apertura “ideal” de una estación de servicio requiere colocar la gestión como eje vertebrador para conseguir una actuación coordinada y coherente entre los diferentes actores que participen en el proceso de apertura.

Para conseguir coordinar tareas y actores , tanto internos de la empresa como proveedores externos de servicios, es necesario disponer de soluciones informáticas que ayuden a los responsables de negocio a gestionar globalmente el proyecto : asignar tareas, medir el grado de desempeño de los participantes en el proyecto, gestionar a los distintos proveedores, identificar las desviaciones y cuellos de botella así como las incidencias; además del inventario de elementos y dispositivos y de la documentación de dicho equipamiento y de los elementos instalados en la estación de servicio.

Los elementos que conforman el equipamiento de las estaciones de servicio son de lo más variopinto: desde elementos comunes a cualquier local comercial ( TPVs, impresoras, lectores de códigos, PinPads, cajones de dinero, sistemas de vigilancia…) hasta equipamiento específico de la propia estación (surtidores, sondas, compresores de aire, túneles de lavado…)

Todos estos activos provienen de distintos fabricantes y están asociados a distintos proveedores de servicios que instalan, mantienen, retiran y sustituyen estos dispositivos. La gestión de estos activos y los procesos asociados a cada uno de ellos, llevados a cabo por distintas empresas, requiere de una gestión centralizada que unifique la gestión del inventario de todos estos activos y de los procesos asociados a cada uno de ellos, así como de la información y documentación asociada.

Conseguir una buena planificación, seguimiento y control de los procesos y elementos asociados a la apertura y posterior gestión de una estación de servicio, requiere de sistemas que nos permitan dicha gestión y control.

Y con el fin de lograr tal propósito ORISIA SIASTEMAS AVANZADOS ha puesto a disposición de los gestores de las estaciones de servicio “ FAST DELIVERY”.

Un solución que contribuye a la coordinación centralizada y automatizada entre los distintos departamentos, proveedores, organismos públicos y equipos de personal que participan en los procesos de apertura de las estaciones de servicio; proporcionando información, en tiempo real, del grado de avance y de las desviaciones y proporcionando un repositorio de información donde inventariar el equipamiento de las distintas estaciones así como la documentación asociada a las misma.

Una solución que además se integra con la infraestructura de la organización corporativa (ERP, CMDB, HelpDesk…) facilitando el control de las tareas y la documentación asociada a cada elemento del inventario de equipamiento de la estación.

Todo ello con el objetivo de reducir los tiempos empleados en la ejecución de los diferentes procesos y tareas asociados a la apertura de las estaciones de servicio y su posterior mantenimiento, así como los costes asociados a las mismas.

La apertura de una estación de servicio o gasolinera requiere que los responsables del proyecto de apertura dediquen una gran cantidad de tiempo y recursos, como sucede en el caso de las aperturas de locales comerciales (tiendas), debido a la complejidad de gestionar grupos de personas de diferentes áreas, tanto de departamentos internos como de proveedores externos.

Sin embargo, en el caso de las estaciones de servicio esta complejidad es mucho mayor debido a las normativas y exigencias en materia de seguridad y gestión de riesgos y a la exigencia de diversas licencias, imprescindibles para realizar la apertura.

La sencillez o complejidad del proyecto de apertura de una estación de servicio puede influir, en muchos casos, en la decisión final de dicha inversión.

Por eso se hace imprescindible disponer de las herramientas adecuadas que permitan gestionar con éxito los procesos de apertura institucionalizados y conseguir así simplificar y controlar las distintas solicitudes, autorizaciones, certificados, licencias y permisos previos.

El proceso de apertura de una estación de servicio se inicia tras evaluar la inversión que se desprende de un estudio previo de viabilidad que analiza el tráfico potencial, el tipo de vehículos y la competencia en la zona, la ubicación de la estación, la conveniencia de comprar o alquilar la parcela en la que se ubicará la estación y un estudio de inversión inicial y del retorno esperado.

Si el estudio de viabilidad de apertura de la estación le resulta interesante a la empresa hay que realizar un proyecto de construcción, consultar a la dirección de carreteras, solicitar las licencias correspondientes , conseguir la autorización para la instalación total o parcial en el dominio público o acceso a la carretera y conseguir, en su caso, la autorización provisional hasta obtener la definitiva. Además de disponer del acta de conformidad del inicio de la obra, del acta de conformidad de terminación de la misma, tramitar y conseguir la autorización como instalación de venta al público, el alta/registro del depósito y la solicitud de autorización de apertura de la Estación de Servicio etc.

Una vez finalizada la obra civil y dependiendo del proyecto a realizar, nos quedaría por tramitar y resolver asuntos como : la implantación del servicio de lavado, el montaje de la tienda, la contratación del personal, la instalación e implantación de los equipos informáticos y la formación del personal contratado.

En definitiva, toda una aventura a realizar, en la cual los posibles retrasos en la ejecución o consecución de las diferentes fases de la puesta en marcha, tienen como contrapartida la pérdida de ingresos para la organización.

Conseguir gestionar la apertura “ideal” de una estación de servicio requiere colocar la gestión como eje vertebrador para conseguir una actuación coordinada y coherente entre los diferentes actores que participen en el proceso de apertura.

Para conseguir coordinar tareas y actores , tanto internos de la empresa como proveedores externos de servicios, es necesario disponer de soluciones informáticas que ayuden a los responsables de negocio a gestionar globalmente el proyecto : asignar tareas, medir el grado de desempeño de los participantes en el proyecto, gestionar a los distintos proveedores, identificar las desviaciones y cuellos de botella así como las incidencias; además del inventario de elementos y dispositivos y de la documentación de dicho equipamiento y de los elementos instalados en la estación de servicio.

Los elementos que conforman el equipamiento de las estaciones de servicio son de lo más variopinto: desde elementos comunes a cualquier local comercial ( TPVs, impresoras, lectores de códigos, PinPads, cajones de dinero, sistemas de vigilancia…) hasta equipamiento específico de la propia estación (surtidores, sondas, compresores de aire, túneles de lavado…)

Todos estos activos provienen de distintos fabricantes y están asociados a distintos proveedores de servicios que instalan, mantienen, retiran y sustituyen estos dispositivos. La gestión de estos activos y los procesos asociados a cada uno de ellos, llevados a cabo por distintas empresas, requiere de una gestión centralizada que unifique la gestión del inventario de todos estos activos y de los procesos asociados a cada uno de ellos, así como de la información y documentación asociada.

Conseguir una buena planificación, seguimiento y control de los procesos y elementos asociados a la apertura y posterior gestión de una estación de servicio, requiere de sistemas que nos permitan dicha gestión y control.

Y con el fin de lograr tal propósito ORISIA SIASTEMAS AVANZADOS ha puesto a disposición de los gestores de las estaciones de servicio “ FAST DELIVERY”.

Un solución que contribuye a la coordinación centralizada y automatizada entre los distintos departamentos, proveedores, organismos públicos y equipos de personal que participan en los procesos de apertura de las estaciones de servicio; proporcionando información, en tiempo real, del grado de avance y de las desviaciones y proporcionando un repositorio de información donde inventariar el equipamiento de las distintas estaciones así como la documentación asociada a las misma.

Una solución que además se integra con la infraestructura de la organización corporativa (ERP, CMDB, HelpDesk…) facilitando el control de las tareas y la documentación asociada a cada elemento del inventario de equipamiento de la estación.

Todo ello con el objetivo de reducir los tiempos empleados en la ejecución de los diferentes procesos y tareas asociados a la apertura de las estaciones de servicio y su posterior mantenimiento, así como los costes asociados a las mismas.